Fotos, vídeos, chistes y chorradillas que me mandan por mail... así como preguntas varias para preparar tus Opos Sanitarias

jueves, 26 de noviembre de 2009

Esas Malditas Cadenas...

GRACIAS A ELLAS, LAS CADENAS DE CORREO, MI VIDA HA CAMBIADO...
  1. Ya no saco dinero de los cajeros porque me pueden clonar la tarjeta y después me roban la pasta.
  2. Dejé de tomar Coca-Cola después de enterarme que sirve hasta para quitar el sarro de los retretes y además oxida los cataplines y la ropa interior.
  3. Dejé de ir al cine por miedo a sentarme en una butaca y pincharme las bolas con algún objeto punzante infectado de SIDA.
  4. Apesto como un cerdo, porque dejé de usar desodorantes, ya que según sus cadenas de mierda, producen cáncer en los sobacos.
  5. No hago caso a la luz roja del semáforo por miedo a que me droguen con la muestra de un perfume para robarme el coche y quizás hasta me violen. Y ya debo 5.000 € en multas de tráfico.
  6. Dejé de consumir varios alimentos por miedo a los estrógenos, a los transgénicos y a no sé cuantas gilipolleces más.
  7. Dejé de comer pollo y hamburguesas porque según sus mariconadas de cadenas no son más que carne de algún engendro horripilante criado en un laboratorio.
  8. Tampoco fui más a McDonals's para no papear hamburguesas hechas con, además de la carne del punto anterior, una especie de lombrices.
  9. Tampoco follo con muchas tías buenas por miedo a que los condones vengan intencionadamente pinchados y me contagio de algo o me graben con cámara oculta para después extorsionarme.
  10. Me gasté más de 50.000 € en limpiar de virus mi PC por las cadenas de su puta madre que venían infectadas con algún virus.
  11. Doné unos 100.000 € de mis ahorros a las 638 cuentas de Amy Bruce, una niñita enferma que estuvo a punto de morirse unas 7.245 veces en 4.354 hospitales y que todavía tiene siete años desde 1993.
  12. Dejé de hacer, tomar y comer tantas cosas, porque según esas malditas cadenas provocaban cáncer, disminuían la potencia sexual, etc... estoy más aburrido que una ostra.
  13. Esperé durante años como un estúpido junto a mi correo, los 150.000 € que me mandarían Microsoft y AOL por participar en la prueba de rastreo de los e-mails.
  14. El prometido viaje por Europa con gastos pagados tampoco llegó.
  15. No recibí el MILLÓN de dólares, ni el Ferrari, ni tuve un fin de semana largo de diversión con ¡Jennifer López! (las tres cosas que pedí como deseo después de mandar a 10 personas el Mantra Mágico enviado por el mismísimo ¡Dalai Lama!)
  16. Envié más de 500 firmas en contra de la guerra de Irak y ahora me dijeron que estoy en una lista de terroristas sospechosos y que en cualquier momento me freirán a tiros o me ponen una bomba en el baño de mi casa.
  17. Firmé 54 hojas para la seguridad de nuestro país y colgué sábanas blancas de la ventana, ahora duermo con las bajeras porque me robaron todas las sábanas.
PD. Eso sí, necesito que me sigan mandado las cadenitas de marras... sino no tendría con qué rellenar este Blog.

domingo, 22 de noviembre de 2009

sábado, 7 de noviembre de 2009

Adivina... Adivinanza

EXACTAMENTE AL MISMO TIEMPO, DOS HOMBRES JÓVENES SE ENCUENTRAN EN EXTREMOS OPUESTOS DEL MUNDO:
Uno está caminando sobre una cuerda tendida entre dos enormes rascaciones.
El otro está recibiendo la mejor ración de sexo oral de su vida por parte de una anciana desdentada de 95 años.
Aunque te parezca una coincidencia increíble, los dos están pensando exactamente lo mismo... ¿Qué es lo que están pensando?
[Piensa la respuesta... la solución en los Comentarios]

martes, 3 de noviembre de 2009

PARIR en IGUALDAD ó IGUALDAD en PARIR

A. GELTY, La diosa. Madre de la naturaleza viviente, Madrid, 1996, p. 68.

"El acto de parir, ya se trate de un hijo, una idea o una obra de arte, va siempre acompañado de dolor. Los indios huicholes piensan que la pareja de la mujer debe compartir el dolor y el placer de dar a luz: por eso, mientras ella está de parto, el marido se sienta en las vigas situadas sobre su cabeza con una cuerda atada a los testículos. Cada vez que tiene una contracción, la parturienta tira de la cuerda. Al final, el marido siente tanta alegría por el nacimiento del niño como la mujer ¡O incluso más!. Esta costumbre de compartir los dolores del parto, en la que el hombre mantiene una actitud simpática de empollamiento ante la llegada del hijo, está extendida entre muchos nativos.

Foto: Pintura sobre madera huichol, contemporánea, California, Estados Unidos.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Salamanca... y los salmantinos



El salmantino no saluda, dice: ¡Hey!
El salmantino no se enamora: Se pilla.
El salmantino no te convence, dice: “Estás apañao”.
El salmantino no concierta citas: Queda a tal hora debajo del reloj.
El salmantino no es valiente: Tiene los cojones como un toro de lidia.
El salmantino no sale de tapas: Va de cañas por Van Dyck.
El salmantino no se lanza: “Lo da todo”.
El salmantino no bebe mucho: Se taja como una sangla.
El salmantino no tiene prejuicios: Sólo odia pucela.
El salmantino no queda a tomar un café: Queda a echar un “parlao”.
El salmantino no conoce Carrefour: El Pryca, sí.
El salmantino no hace oídos sordos: Pasa del tema.
El salmantino no juega a la petanca: Juega a la Calva.
El salmantino no se enfada: “Por su puerta pasarás...”.
El salmantino no trata con desconocidos: Trata con “fulanos”.
El salmantino no tiene Calle Federico Anaya: Tiene “prolongación de María Auxiliadora”.
El salmantino no va allí: Va pa-llá.
El salmantino no te llama, dice: Ven pa-cá.
El salmantino no va por ahí: Va pa-hí.
El salmantino no sale de fiesta: Baja de fiesta.
El salmantino no se va para casa: Se sube.
El salmantino no cierra: Canda.
El salmantino no dice "el qué": Sino "lo qué".
El salmantino no dice que “no irá”: Dice “Fui...”.
El salmantino no sale en zapatillas y camiseta: Sale de tranqui.
El salmantino no se sorprende, argumenta: “Ya te digo...”.
El salmantino no juega al Mus: Juega al Remy.
El salmantino no lo tira: Lo cae.
El salmantino no come empanada de embutido: Come hornazo de Lunes de Aguas.
El salmantino no monta en coches de choque: Monta en "los chocones".
El salmantino no molesta: Molestan los pucelanos.
El salmantino no tiene “Bocatta”: Tiene “Pans & Company”.
El salmantino no come bocatas en "Pans & Company": Los come en el Leonardo o en el Amarillo (según la hora).
El salmantino no bebe cachis: Bebe litros.
El salmantino no sueña: Se sueña.
El salmantino no roba: Tiene “el gen de los Pizarrales”.
El salmantino no tiene 4 estaciones, tiene 2: Un par de meses de verano y el invierno.
La salmantina no es borde: Va a juego con el clima.
El salmantino no adora el fútbol: Ama la U.D.S.
El salmantino no estudia en la Biblioteca : Se toma una en “ La BiblioteKa ”.
El salmantino no pide que le lleves: Pide que le acerques, (aunque seguramente tardaría menos caminando).
El salmantino no toma paella: Toma Chanfaina.
El salmantino no toma altramuces: Toma chochos.
El salmantino no mendiga: Le invitan a la segunda.
El salmantino no se pira de clase: Pasa la tarde en Anaya.
El salmantino no tiene río: Sino un gran retrete llamado Tormes.
El salmantino no tiene una Nochevieja, tiene dos: La religiosa y la universitaria.
El salmantino no encuentra guiris: En las terrazas... (Porque en el suelo de la Plaza Mayor.. .).
El salmantino no tiene dos días de finde: La fiesta empieza el jueves.
El salmantino no desayuna tras la fiesta: Come churros en el Toscano.
El salmantino no liga: Es ARTE.
El salmantino no va de enterado: Es SABER.
El salmantino no pone los cuernos: Son los TOROS.
El salmantino ni siquiera es salmantino: Es Charro.